Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2017

Leones y zorras

En el capítulo XVIII de El príncipe, Maquiavelo recomienda que los gobernantes retengan e imiten las cualidades de los leones y las zorras si aspiran a preservar. El temperamento del león ahuyenta a los lobos, mientras que la habilidad de las zorras sirve para eludir las trampas.

Idealmente, un príncipe virtuoso debería equilibrar ambos temperamentos, aunque ocurre a menudo que el león o la zorra predominan en los gobernantes concretos.

En The mind and society, Vilfredo Pareto (1935) sugirió entender el comportamiento de los gobernantes en términos de su apego a ciertos “residuos” instintivos. Los “residuos” de clase I o “instinto para la combinación” corresponden a la zorra: son individuos dotados para la negociación y la manipulación, y están inclinados hacia el cambio y la innovación; los “residuos” de clase II o de “persistencia de grupo” por su parte corresponden al león: son individuos leales al grupo, más ahorradores y más conservadores.

Según James Burnham (1964) el nuevo orde…