Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

La fuerza y la etnia

El uso y amenaza de la fuerza fueron los principales medios a través de los que se logró el proceso continuo de conglomeración política. Ni el comercio de grandes distancias ni la autoridad religiosa fueron de lejos tan significativos como la acumulación de la fuerza para llevar a cabo este proceso en sociedades mayormente agrarias y en consecuencia sociedades fundamentalmente locales y autosuficientes. De hecho, tanto el comercio como la autoridad religiosa fueron como mucho una consecuencia de la unificación política. La etnicidad constituyó un factor más fuerte a la hora de determinar la expansión política, aunque aquí también se produjo una interrelación. En contra de algunas teorías de moda, los lazos étnicos, arraigados en la solidaridad del parentesco, no fueron ni completamente "inventados"  ni enteramente superados por las estructuras de poder político superpuestas sobre ellos. Formaciones étnicas de gran escala tuvieron un origen previo a la emergencia del estado,…

Emilia Pardo Bazán y la "raza española"

En España, Emilia Pardo Bazán (1851-1921) es un emblema del progresismo. Una especie de Mary Wollstonecraft a la española, o gallega, que atribuye parte de nuestro secular retraso a la falta de educación de las mujeres. Hay muchos trabajos que explican esto en más detalle.

Pero Pardo Bazán es interesante por otra cosa. Según Iván Vélez sería responsable nada menos que de haber introducido el término "leyenda negra", concretamente en una conferencia en París bajo el título "La España de ayer y la de hoy. La muerte de una leyenda", en 1899.

Al analizar los inconvenientes de la leyenda negra antiespañola Pardo Bazán menciona la "raza española", un tema menos popular. Como todas las personas cultas de la época (¿sólo de esa época?), acepta la existencia de razas humanas. Y encima "superiores".

La raza española, o más bien las razas humanas que forman el conjunto de la población, son superiores, aunque no arianas todas; la sangre céltica y goda se m…

Hipótesis de la variabilidad

El 88% de los ganadores de un premio Darwin durante los últimos 20 años son hombres. El resultado no es nada sorprendente, debido al hecho de que los machos humanos son genéticamente más variables que las hembras, una hipótesis conocida, y temida, al menos desde principios del siglo XIX. Los hombres difieren más entre sí que las mujeres en todo tipo de características, físicas y cognitivas, desde la altura a la probabilidad de tener hijos, ganar un premio Darwin, o un Nobel de física. Casi 9 de cada 10 personas dispuestas a tomar riesgos mortales estúpidos son realmente hombres, y encontramos prácticamente la misma proporción en personas con una inteligencia superior a 145 puntos de CI (rozando el nivel de genio). Se trata de estadísticas, no de sexismo. La "teoría del macho idiota" es paralela a la teoría del macho genial.