Finkielkraut: “El proceso democrático se ha vuelto despótico”

2013:

El problema quizá afecte a toda Europa. Oficialmente, Francia «cerró» sus fronteras a la inmigración ilegal en 1974. Sin embargo, la población de origen inmigrante no ha dejado de crecer con gobiernos de izquierda y derecha. A través del derecho a la reagrupación familiar, la legalización de ilegales y otros mecanismos, la población inmigrante no ha dejado de crecer, y Francia se encuentra hoy en una encrucijada, con dos alternativas posibles. Bien Francia se convierte en una nación asimilada, corriendo el riesgo de perder su identidad propia. O bien se transforma en una sociedad multicultural con una identidad todavía desconocida.

2014:

Lo que constituye a un pueblo es un idioma, una memoria común y referencias comunes. Lo que constituye a Europa es la pluralidad de naciones. Esta pluralidad es irreductible: no habrá nunca un solo pueblo europeo. 
(...) Hoy proliferan palabras que terminan en el sufijo fobia: islamofobia, eurofobia, homofobia. Es una medicalización de la divergencia: todo problema es convertido en una patología de aquellos que lo denuncian. Me gustaría que las preguntas ¿quiénes somos? y ¿quiénes queremos ser o seguir siendo? sean planteadas por todos. El tiempo de las acusaciones, de las denuncias, el tiempo del antifascismo ha quedado atrás. 
(...) El proceso democrático se ha vuelto despótico: es lo que es y lo que está bien. Presenta sólo avances democráticos: el matrimonio homosexual es un avance, la apertura de las fronteras es otro avance. De este modo, ningún debate democrático puede tener lugar, porque si uno se pronuncia en contra de alguna de esas medidas, lo tratan de retrógrado. Sólo hay demócratas o enemigos de la democracia. Esta concepción de la democracia no permite realizar ninguna discriminación, porque toda discriminación es considerada un insulto a la igualdad. No podemos manifestar ninguna preferencia. Podemos amar lo que queremos pero no podemos justificar este amor y, en consecuencia, nada puede ser transmitido, ya que la transmisión sólo tiene sentido si se distingue lo bello de lo feo, el bien del mal, las grandes obras de las obras mediocres. Actualmente, la idea de la democracia impide cualquier forma de jerarquización.

Entradas populares